TÚ TAMBIÉN PUEDES 

Testimonio

 

"En noviembre de 2017, la maldita realidad me hizo poner los pies sobre la tierra. Una tierra seca, pero sin embargo fértil, la experiencia de viajar al Chad de la mano de mi querido y admirado Ramón Grosso me hizo eternamente feliz. Valorar lo más básico como es un trozo de pan o un vaso de agua potable, pequeños aspectos que en un país desarrollado se da por hecho, y donde carece de sentido en ese bendito país. Poder aportar un granito de arena poniendo una fuente de agua potable en el colegio San Francisco Javier, ha sido la experiencia más gratificante de mi vida, comparable a ser padre… porque ahí hemos dejado la semilla de futuros niños y niñas que no tienen para beber ni comer a diario. Recorrer la única carretera asfaltada, llegar a ese bendecido espacio de escolarización donde huele a vida, a ilusión, donde se fortalecen las ganas de vivir de la mano del padre Camille y de las de todos los que componen el equipo humano que lo hace posible. Poder escuchar una clase dentro de un aula de uralita a más de 40º compartiendo pupitres de un asiento por dos alumnos y verlos sonreír y estar concentrados en su aprendizaje es emocionante, gratificante e incomparable en una sociedad y un sistema donde la visión de nuestros hijos no es la que soportan allí, donde no son capaces de valorar un vaso de agua o abrir una nevera llena de comida a la que no dan importancia, mientras ves a niños con zapatos hechos de botellas de plástico atados con cuerdas para poder caminar por ese suelo de tierra y piedras para llegar al colegio, para jugar o para ir a por agua.

Todo esto te hace más fuerte, pero también más incrédulo respecto a valorar cual es nuestro objetivo en esta vida, compartir con un grupo de valientes llenos de generosidad, de ganas de hacer que las cosas pasen te hacen sentir diferente, pleno de humanidad y de valores quizás olvidados por una sociedad que nos envuelve y tapa otra realidad que existe en otros lugares del mundo.

Gracias Ramón y gracias a todos con los que sigo compartiendo esta ayuda maravillosa".

Diego Suárez.  Socio de la FRG

Diego Suárez.  uno de nuestros socios, quería financiar la construcción de un pozo. 

En 2018 se plantó con nosotros en el aeropuerto de Madrid y se vino siete días a vivir la experiencia de visitar y a ayudar en este país perdido en el centro de África.

Estando en Chad, se construyó su pozo y, como en todos, le pusimos su placa identificativa. Esto lo hacemos por dos razones. Una, para que el donante compruebe que se ha hecho con su dinero lo que él quería. Y dos, para que los niños y niñas de ese colegio sepan que no están solos, que hay personas a miles de kilómetros que se preocupan por ellos.

 

Diego, ojalá en el mundo hubiese más seres humanos de tu calidad.

EMPRESAS COMPROMETIDAS 

H1FUNDACIONThumb.jpg
Veteranos RM.jpg
a70b74_4fbdf98c0ee6bbcce370de194cf637b6.
LOGO-CKP.jpg
logo-RC-Torrelavega-Cantabria-1200x700.j
ox bridge.jpg
LOGO_REMAX_PUNTO_CERO.jpg
Goldcar.jpg
Goblin-logotipo-final-150x3051.png
puma.png
kids club boadilla.png
deutsche bank.jpeg
enesa.jpg
descarga.jpg
Logo-JudoSuchil-sq.png
mercor.jpg
kara.png
pulsar.jpg

© Fundación Ramón Grosso 2020      

Ayudales a conseguirlo